Lo Último

REMERA FIRMADA POR JUGADORES DE BOCA JUNIORS

miércoles, 19 de junio de 2013

Caída en Catamarca

Una pena. Una pena máxima, porque con otro penal en contra, el undécimo en el semestre sin contar la definición con Newell’s, Boca empezó a perder la chance de soñar con la clasificación a la Copa Libertadores vía la Copa Argentina y terminó de perderla con el gol de Borghello, en el comienzo del segundo tiempo, para sorpresa de todos en Catamarca y en cada rincón del mundo bostero.

Un golpe duro, por lo inesperado y sorpresivo, que ahora obliga a ganar el torneo Inicial para acceder a la Copa 2014.
La noche empezó torcida, con ese penal de Clemente, que fue el primero en la Copa Argentina pero el undécimo del año, si se suman los siete que a Boca le pitaron en el torneo Final, y los tres que sufrió en la Libertadores, una cifra demasiado alta para apenas 30 partidos que condiciona cualquier tipo de aspiración. Y fue un cimbronazo, porque Boca había arrancado mejor, con una chance clarita de Lautaro Acosta al minuto de juego, y controlaba la pelota y los tiempos de la mano, o el pie, de un Riquelme activo que buscaba el gol con remates de afuera y también intentaba construir para sus compañeros. Pero el gol de Vildozo, de penal, fue baldazo de agua helada en la fresca y lluviosa noche norteña.

En la segunda parte, de movida nomás, All Boys acertó otra mano de knock out tras una jugada de pelota parada. Fue Borghello quien llegó a ponerle la punta del botín a la pelota que bajó Vildozo en el área y, con la ventaja y la desesperación de Boca, el Albo se dedicó a administrar los tiempos y a aguantar la atropellada. El Virrey mandó a la cancha a Erviti y Di Franco, se desprotegió atrás, empujó al equipo a buscar la heroica que parecía que se podía dar con el descuento de Pablo Ledesma, que acertó el arco con un zapatazo desde afuera del área, y los minutos finales se vivieron con el corazón en la mano. Con el público de pie en las tribunas del estadio de Catamarca y con las uñas entre los dientes frente a los televisores. Pero no hubo caso. No solo no llegó el empate sino que cayó el tercero del Albo, de Sarmiento, y ya no hubo chances de milagro. A esta altura, la mejor noticia para el hincha de Boca es que a este semestre torcido le queda apenas un partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios "Anónimo", está permitido y pueden ser censurado si contiene algún elemento y/u contenido prohíbido, sin previo aviso.
Los comentarios que contienen "Nombres y Apellidos", será publicado y podrá ser censurado, según lo disponga el administrador, por contenido no permitido.
Muchas Gracias por dejar su comentario!