Lo Último

REMERA FIRMADA POR JUGADORES DE BOCA JUNIORS

sábado, 26 de enero de 2013

Boca le ganó 3a0 a Independiente

Boca sonrió este sábado por primera vez en Mar del Plata al golear por 3-0 a Independiente, en la despedida de la Copa Centenario. La gran nota en La Feliz la dio el debut con doblete de Juan Manuel Martínez y al tanto restante de Santiago Silva, lo que esperanzó a los hinchas xeneizes con reeditar en su equipo aquella dupla letal del Vélez 2010/11. ¿Se acoplarán como si el tiempo no hubiera pasado?

El primer segmento fue parejo, y si el Xeneize se fue al vestuario arriba fue justamente por sus individualidades. Leonel Miranda, de taco, obligó a Franco Sosa a despejarle una pelota en la línea, Agustín Orión le sacó un tiro libre del ángulo a Daniel Montenegro y Matías Caruzzo también ahogó en la línea un intento de Fernando Godoy.

El mejor momento de los de Carlos Bianchi en la etapa incluyó un cabezazo en el travesaño de Lisandro Magallán, quien enseguida volvió a exigir de cabeza a Hilario Navarro. Pero después fue el Rojo el que mostró mejores cartas colectivas monopolizando el balón en el medio con Roberto Battión e intentando con Osmar Ferreyra y Montenegro, pero...

A los 43 minutos, en un avance veloz, Silva habilitó a su izquierda a Martínez, quien con su rapidez y habilidad dejó a tres defensores mirándole el número y definió a la izquierda de Navarro.

El entretiempo llegó de la mano de la salida de Ribair Rodríguez por una molestia en la cadera, justo cuando empezaba a hacer buen pie en la zona central xeneize. Mientras tanto, el ritmo del pleito bajó y sólo un cabezazo de Cristian Tula y un remate de Leandro Paredes que tapó Navarro rompieron la rutina.

Pero en el tramo final, dos zarpazos de Boca definieron la goleada. A los 39, Walter Erviti combinó muy bien de taco con el Burrito para dejarlo solo por la izquierda. Y el flamante refuerzo de La Ribera no perdonó con un disparo al primer palo. A los 44, un error de Julián Velázquez dejó a Silva mano a mano con Hilario y el uruguayo le puso la frutilla al postre. En el medio, Agustín Orión abandonó el campo con un traumatismo en la mano.

El saldo, así, le da lugar a la ilusión a Boca que demostró que, pese a no sobresalir en juego, podría contar con un arma demoledora en su dupla de ataque. Y dejó más preocupado a Independiente, al que le está costando lastimar aún con un trámite favorable y se le está pasando el tiempo de probar previo a un semestre en el que se jugará todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios "Anónimo", está permitido y pueden ser censurado si contiene algún elemento y/u contenido prohíbido, sin previo aviso.
Los comentarios que contienen "Nombres y Apellidos", será publicado y podrá ser censurado, según lo disponga el administrador, por contenido no permitido.
Muchas Gracias por dejar su comentario!