Lo Último

REMERA FIRMADA POR JUGADORES DE BOCA JUNIORS

domingo, 28 de agosto de 2011

Empate en La Boca

El domingo 28/08/11 el Club Atlético Boca Juniors jugó un partido clave ante San Lorenzo, si bien el club Boquense jugó mejor y tuvo las oportunidades más claras del encuentro, en la cuarta fecha del Torneo Apertura 2011 igualaron con un tanto.

Enredado, reñido y tenso. Así fue el trámite de juego durante todo el primer tiempo. La apuesta de ambos fue audaz y se intercambiaron el dominio constantemente, aunque con escasa claridad en los últimos metros. San Lorenzosó lo inquietó cuando Ortigoza, Salgueiro y Méndez triangularon, mientras que Boca aprovechó una tarde activa de Erviti y la conducción clásica de Riquelme. Más allá de las sanas intenciones, los protagonistas se anularon mutuamente y construyeron un partido basado en la lucha.

En ese contexto, las emociones llegaron mediante un par de tiros libres. A los 27, un remate de Román amagó con penetrar cerca del ángulo, pero salió apenas desviado. Y a los 30, llegó el delicioso zurdazo de Gabriel Méndez que eludió a la barrera con altura y también al esfuerzo de Orion. Una ventaja exagerada para el Ciclón, que había perdido a Luna por lesión (entró Tellechea) y no había generado mucho más que su rival. Fue el final del invicto en el arco de Boca, que aún no había recibido tantos.

En el inicio del complemento, Gigliotti se escapó por izquierda y sacó un tiro que Orion resolvió en dos tiempos. Boca acusó recibo de ese tirón de orejas y halló el empate a los cinco. Riquelme profundizó para Clemente por izquierda, el calvo envió el centro atrás, Viatri la bajó de cabeza y Cvitanich conectó con otro cabezazo. No estaba en offside porque Tula habilitaba pese a estar fuera del campo. El partido no pudo mejorar desde la faz técnica, pero por lo menos le impregnó justicia a su marcador.

Paulatinamente, Boca tomó las riendas a partir de un mejor manejo de la pelota y, aun con altibajos, sacó algunas ventajas en la franja izquierda. Por el contrario, San Lorenzo no se pudo amigar con el balón y sus volantes quedaron muy lejos de Gigliotti y Salgueiro. A los 23, Riquelme puso a prueba a Migliore con un tiro desde lejos, mientras que Cvitanich se perdió el segundo al cabecear mal un centro del ingresado Sánchez Miño. Y más tarde, Roncaglia metió miedo con un misil.

Cada vez que Riquelme entró en juego, el local elevó la altura de su fútbol y amagó con reclamar los tres puntos. Precisamente, el gran déficit del elenco de Boedo fue la floja marca sobre el enganche durante todo el segundo tiempo. Para acompañar al 10, Falcioni apostó por la velocidad de Mouche a los 25. Casi 10 minutos más tarde, el delantero casi rompe la paridad luego de conectar un pase de Roncaglia en el área.

La maniobra más emocionante llegó a los 38. Riquelme metió un pase en profundidad para Mouche, que le ganó a Bottinelli y tocó sobre la salida de Migliore. Era gol del Xeneize, pero el arquero volvió justo a tiempo y evitó que la pelota traspasara la línea. En el final de la jugada, Palomino se lo sacó a Viatri y Asad respiró con euforia. Pese a tener más ambición durante la última parte, a Boca no le alcanzó para ganar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios "Anónimo", está permitido y pueden ser censurado si contiene algún elemento y/u contenido prohíbido, sin previo aviso.
Los comentarios que contienen "Nombres y Apellidos", será publicado y podrá ser censurado, según lo disponga el administrador, por contenido no permitido.
Muchas Gracias por dejar su comentario!